931 003 672 - 910 911 944
5/5 - (2 votos)

Como ya sabrás, Google utiliza algoritmos para indexar contenido. Estos algoritmos suponen un filtro necesario que Google impone  como control de calidad para ofrecerle al usuario que busca la máxima precisión y satisfacción con respecto a su intención de búsqueda. Bajo esta definición, uno podría pensar que desde nuestro lado, el del webmaster o generador de contenido, nada podemos hacer para indexar. Sin embargo, tú mismo puedes influir en este proceso de indexación gestionando la forma en que se descubre el contenido que vas generando. Todo parte de las URLs de tu website.

Contenido

¿Qué es la indexación de páginas web?

Las URLs son completamente necesarias para que los sistemas de Google puedan rastrear, indexar y, por último, mostrar tu contenido en una búsqueda. El primer paso en todo proceso de indexación es cómo gestionar el descubrimiento de tus URLs por parte de Google. Para ello puedes introducir un documento que te ayude a entrar en el índice de Google para mejorar la forma de administrar el descubrimiento de tu contenido. Es lo que se conoce como sitemap.

Objetivos «comunes»

  • Para Google el objetivo prioritario de la indexación de una web es simple y llanamente ayudar a los usuarios de Internet a encontrar el contenido que buscan de la manera más rápida eficaz.
  • Para los propietarios de los sitios web la indexación propicia que los usuarios de Internet lleguen a una página y, por tanto,  aumenten los tiempos de visita y la cantidad de tráfico.

El Sitemap

Si no perdemos de vista esta meta, hay muchas maneras de gestionar los recursos de descubrimiento de Google y la forma más recomendada por los expertos y profesionales del SEO sería adoptar un enfoque activo. Esto significa que lo ideal sería que creases una website y proporcionaras un mapa del sitio. De esta forma, los sistemas de Google podrán rastrear tus páginas para proporcionar enlaces a tu contenido en los resultados de búsqueda.

Los sitemaps facilitan en gran medida enlazar tus páginas y mostrarlas a la carta. Eso acelerará todo el proceso de descubrimiento de contenidos y permitirá que tu contenido sea accesible para los usuarios.

Esto les permitirá llegar al contenido deseado, el tuyo, en tan solo unos segundos, manteniendo tu sitio o sitios web entre los resultados que se muestran en primer lugar. Cuanto más rica y útil sea la información contenida en las URLs, más rápido será el proceso de vinculación y visualización.

¿Cuánto tarda Google en indexar un sitio web?

¡La pregunta del millón! Google no es muy selectivo a la hora de indexar websites. De hecho, indexará cualquier sitio que cumpla los criterios que veremos más abajo.

Aunque suele variar, Google puede tardar desde unos días hasta unas semanas en rastrear un sitio web. Eso sí, existen algunos factores que influyen sutilmente en la rapidez con la que Google indexa un sitio web, como la popularidad del site, la adecuada optimización y la estructura general de la página. Hay errores bastante comunes que pueden hacer que Google indexe o no un sitio. A continuación vamos a describir aquellos factores que intervienen en la indexación de un site.

Claves para la indexación de una página web

Como hemos visto, la indexación de sitios web es el proceso por el cual un motor de búsqueda añade contenido web a su índice. Pero ¿cómo lo hace? «Rastreando» las páginas web en busca de palabras clave, metadatos y señales relacionadas que indiquen a los motores de búsqueda si deben clasificar o no el contenido y dónde. Los sitios web indexados han de contar una estrategia de contenidos navegable, localizable y claramente inteligible.

Tener un sitio web indexado garantiza que tu web puede aparecer en los resultados de un motor de búsqueda. Por ejemplo, si tu sitio web trata sobre la creación de redes B2B, las palabras clave «empresa a empresa» o «red» ayudarán a Google a entender cómo se relaciona tu contenido con estas búsquedas. No obstante, hay que tener en mente que la actualidad de un contenido (fecha de publicación), así como las páginas con las que enlaza, también juegan un papel importante en la capacidad de Google para encontrar e indexar tu sitio.

¿Cómo puedo indexar mi website?

Vamos a profundizar un poco en la definición de indexación. La indexación de sitios web es un proceso que los motores de búsqueda utilizan para COMPRENDER LA FUNCIÓN de tu website y de cada una de sus páginas.

Idea fuerza

  • Ayuda a Google a encontrar tu sitio web, a añadirlo a su índice, a asociar cada página con los temas buscados, a hacer que el sitio aparezca en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP) y, en definitiva, a dirigir a las personas adecuadas hacia tu contenido.
  • Como ejemplo gráfico, piensa en cómo funciona un índice en los libros: es un registro de palabras e información relevante que te proporciona más contexto sobre un tema. Eso es exactamente lo que hace la indexación de sitios web en el contexto de las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP).

Lo que tú ves en un motor de búsqueda no es Internet, sino el índice del motor de búsqueda de internet. Tener esto claro es importante porque no todas las páginas que se publican online tienen la garantía de llamar la atención de un motor de búsqueda. Por este motivo, como propietario de un sitio web, tienes que hacer algunas cosas para conseguir que tu página se indexe.

Como resumen inicial, podemos decir que Google indexa los sitios web que tienen algunos componentes clave comunes. ¡Toma nota!

  • Adaptado a las búsquedas populares (palabras clave)
  • De fácil navegación desde la página principal del sitio web
  • Enlazado desde otras páginas dentro y fuera del dominio web
  • No estar «bloqueado» en la indexación por el uso de metatags específicas (hablaremos sobre esto más adelante).

Esto se debe a que las palabras clave son como un reclamo para el motor de búsqueda: le dice brevemente a Google de qué trata tu contenido, lo que puede ser retransmitido a las consultas de búsqueda.

Tener palabras clave es solo uno de los factores que Google tiene en cuenta antes de indexar las páginas web. Otros MUST son no tener páginas o enlaces «rotos», o un diseño web rebuscado que impida a un usuario encontrar la página con facilidad o entender la pregunta a la que responde esa página.

Las mejores prácticas para una correcta indexación

Para empezar, podemos usar un auditor online (los hay de pago y los hay gratuitos). En nuestro blog hemos hablado y recomendado varios: el de Semrush, el de Ahref, etc. En este caso vamos a recomendar otro que es bastante desconocido por los marketeros y que además es completamente gratuito:  el Website Grader de HubSpot. Utiliza esta herramienta para identificar cuáles son los puntos problemáticos de tu sitio web en cuanto a SEO, y cómo estos problemas podrían estar afectando a la indexabilidad de tu dominio.

Medidas previas: Google Search Console

Antes de empezar, asegúrate de que tu página web está verificada en Google Search Console, es decir, debes confirmar a Google que eres el propietario del sitio web. Después tendrás que pedir a Google que rastree las URL de tu web a través de su herramienta de envío de sitemaps.

Si quieres evitar problemas de migración/indexación, asegúrese de que respetas las normas de Google para el traslado de un sitio. De esta manera garantizas que tu nueva dirección web se indexe correctamente en el motor de búsqueda.

Recuerda que las páginas web que están rotas (código de error «404») o que son difíciles de leer para Google probablemente no se indexarán.

Por otro lado, la optimización de una web debe incluir palabras clave en las páginas, las publicaciones del blog y las URL, así como el archivo de contenidos.

Optimiza antes de indexar

Tener un sitio web indexado supone tiempo y paciencia. El proceso será mucho más fluido si realizas el trabajo de optimización del contenido antes de enviar una solicitud a Google.

Rastrea las páginas una vez publicadas

La razón más frecuente por la que un sitio web no se indexa es que es nuevo. Este podría ser tu caso, especialmente si has cubierto perfectamente la base del trabajo: te has asegurado de que la página no contiene una etiqueta «noindex», tienes una estrategia de enlaces clara y relacionas fácilmente unas páginas con otras páginas de tu sitio.

Asegúrate de que no estás bloqueando la indexación con «noindex«

Un sitio con una etiqueta «noindex» bloqueará la capacidad de Google para indexar una página web. Una de los motivos por los que una página web puede tener esta etiqueta es por estar destinada a ser vista únicamente por determinados suscriptores, de modo que Google no la encontrará y no la presentará como resultado de búsqueda al público. Pero es muy frecuente encontrarse con páginas web que mientras están en desarrollo tienen la etiqueta «noindex» y que cuando salen a producción, el webmaster ha olvidado quitarle esta metaetiqueta. ¡Cuidado con esto!

Crea páginas rastreables

Debes asegurarte también de que tu sitio web está diseñado para ser rastreable. Comprueba si la construcción de tu sitio está bloqueando la capacidad de indexación de un motor de búsqueda. Google tiene una lista de comprobación sobre cómo hacerlo en su sitio web de asistencia: algunas reglas generales incluyen la creación de un mapa del sitio, informar a Google sobre el contenido duplicado y utilizar etiquetas especiales que Google entienda.

Redirecciona y realiza un seguimiento de tráfico después de la migración del sitio

Por otro lado, si has migrado tu website recientemente, es posible que Google no rastree el nuevo dominio. Si tu sitio no ha estado disponible temporalmente, puede que Google encontrara errores de rastreo al indexar el sitio y no pudiera completar el proceso. También tienes que asegurarte de que se hayan configurado redireccionamientos 301 para dirigir el tráfico desde el dominio antiguo al nuevo.

Motivos por los que Google no está indexando tu web

¿Por qué Google no está indexando mis páginas web? Las razones por las que Google no indexa tus páginas pueden ser desde problemas técnicos, la calidad del contenido de la web o la autoridad del dominio en general que podría estar afectando a tu website o páginas.

A continuación, enumeramos una lista con las posibles causas de NO indexación de páginas web por parte de Google más comunes, dependiendo de cada caso:

Revisa que el archivo robots.txt no esté bloqueando tu web

Como hemos visto antes, un error con el archivo robots.txt puede bloquear el Bot de Google para llegar a tu sitio. Es en este archivo donde se implementan las metaetiquetas de «index» de la página web. Lee las directrices de robots.txt y asegúrate de seguir las instrucciones al pie de la letra. También puedes utilizar la herramienta de comprobación de robots.txt en Search Console de Google y comprobar la página principal y las páginas interiores para asegurarte de que todo está en orden.

Comprueba el código de respuesta del servidor

Busca un código de respuesta de 200 OK. Puedes usar un comprobador de código de respuesta del servidor de terceros online.  Asegúrate de que no tienes un problema de cadena de redireccionamiento.

Comprueba el código de respuesta de tu página de inicio, así como de las páginas interiores en las que tengas problemas de indexación.

Edad del dominio

Un dominio nuevo sin autoridad no se indexa rápidamente. Adquiriendo algunos enlaces de calidad, podrás acelerar el proceso de indexación.

Estructura de la URL

Algunos sistemas de gestión de contenidos crean nuevas páginas con anchor links. Este tipo de páginas no se indexan. Asegúrate de que no tienes páginas importantes creadas bajo esta estructura. ¿Cuáles son estas páginas? Todas aquellas URLs que estén formadas por el dominio y aparezca el símbolo # en la cadena de la URL. Por ejemplo: https://midominio.es/#otra-pagina.

Historial del dominio

Si has comprado un nuevo dominio, ¡comprueba el historial! Averigua si ha sido registrado anteriormente y asegúrate de que no se haya hecho «Bad SEO» en él. Si Google todavía tiene un historial negativo del dominio, le va a costar indexarlo. ¿Cómo saberlo? Hay varios métodos y todos ellos son combinables. No es este el lugar para explicarlo, por su complejidad, pero basta con decir que en un sitio como archive.org puedes ver el histórico de una página web. Es una forma de empezar el análisis.

Calidad del contenido

Algo que también puede afectar negativamente a la rapidez de indexación de una página web es un contenido deficiente. Los contenidos copiados no es que sean penalizados por Google (eso es un mito) como contenido duplicado, pero sí es verdad que o bien no indexa o bien, el uso frecuente de esta técnica hará que Google considere tu site de baja calidad y relevancia. Si tienes muchas páginas con contenido duplicado o pobre, ¡ponte las pilas y mejóralo para hacerte digno de ser indexado!

Autoridad del dominio

Si has realizado las comprobaciones básicas y todo parece estar bien, entonces presta atención a la autoridad de tu dominio. Los backlinks de alta calidad pueden aumentar tu autoridad, cosa que favorecerá la rápida indexación de tu web.

Por qué Google solo indexa algunas páginas

¿Ha indexado Google algunas páginas de su sitio web, pero «NO TODAS LAS PÁGINAS”? ¡Sigue los siguientes consejos para solucionar estos problemas de indexación.

Prueba la indexación prioritaria

Puedes utilizar la indexación prioritaria de Google para que tu página se indexe más rápido. ¡Ojo! Esta función no garantiza una indexación rápida, ya que el proceso de indexación se puede ver afectado por varias razones.

Si su página sigue sin ser indexada, puedes realizar cambios generales de contenido como añadir más texto, imágenes o vídeos.

Si sigues sin tener suerte, intenta cambiar un poco tu URL, ya que dará a Google una señal para considerar una nueva página.

Comprueba que tu contenido sea de calidad

Si tu sitio es antiguo y sigues luchando por conseguir que sus nuevas páginas se indexen, comprueba la calidad de tu contenido. Una página optimizada con un buen contenido tiene muchas más posibilidades de ser indexada.

Optimiza tus enlaces internos

Aunque esto tiende a ignorarse, optimizar enlaces internos puede ayudar a que las páginas se indexen en poco tiempo. También ayudará a impulsar la autoridad de tu nueva página.

Backlinks, DA y PA

Trabajar la autoridad de tu sitio web es uno de los mejores consejos que puedes seguir para garantizar mínimos problemas de indexación. Los backlinks y el contenido de buena calidad te ayudarán a aumentar tu autoridad general.

Por qué Google no indexa tus nuevas páginas

 Por norma general, la indexación de nuevos contenidos lleva tiempo. Usa la función de Search Console «Inspeccionar URL – Indexación prioritaria» como ya hemos mencionado.

Sitio web nuevo

Si tu website es nueva, es posible que tengas que trabajar más para conseguir que tu contenido se indexe, ya que Google podría considerarlo menos relevante al no tener una autoridad muy alta.

Problema en una página web antigua

Si tienes problemas para indexar tus nuevas páginas en una website antigua, puede deberse a un problema de calidad del contenido o de autoridad del dominio.

Soluciones:

Para acelerar la indexación de los nuevos contenidos, necesitas dar a Google la señal de que tienes contenido de alta calidad o autoridad. ¿Cómo lo consigo?

  • Evita la canibalización de palabras clave.
  • Mantén solo el contenido de mayor calidad.
  • Optimiza los enlaces internos en general y dirige los enlaces internos relevantes de calidad a tu nueva página.

Trucos para que tu web sea más visible en Google

A continuación, te explicamos cómo aumentar la visibilidad de tu web en el ranking de búsqueda de Google.

Orienta las páginas de tu web a las palabras clave

Google se fija en las páginas web relevantes y que mejor se adaptan a búsquedas específicas.

Redactar anuncios relevantes usando palabras clave de calidad es importante, pero también hay que considerar el SEO en la página.

Asegúrate de que cada página de tu web se dirija claramente a un tema específico.

Esto supone realizar una investigación exhaustiva de palabras clave para encontrar las más relevantes y de gran volumen, e incorporarlas en tu página y en tus meta-etiquetas. Cuanto más específico sea el tema, mayor será la oportunidad de que cada página aparezca en la primera página de Google.

Estructura las páginas web para la búsqueda en Google

Google está siempre rastreando la web, indexando nuevas páginas y actualizando el perfil de páginas existentes. Cuanto más fácil sea para Google recorrer tu sitio web y aprender lo que necesita aprender, más rápido indexará para las búsquedas. Esto significa:

  • Enlazar internamente las páginas de tu web para que sea más fácil de rastrear (y tenga más autoridad).
  • Colocar palabras clave relacionadas con tu tema objetivo en el meta título, la URL, la meta descripción y las etiquetas de imagen de tus páginas (esencial en el SEO de imagen).
  • Auditoría técnica de SEO de tu sitio para asegurarte de que no hay fallos de indexación.

Crea más páginas

¿Tienes blog? Un blog es la mejor manera de aumentar el alcance orgánico de tu web. Cada entrada de blog es una oportunidad para hacerse visible en Google y posicionarse para un conjunto más diverso de palabras clave.

¡Pero no cometas el error de crear un blog solo por rellenar!

Google clasifica las entradas del blog (y la gente las visita) porque proporcionan información o consejos útiles. Si tu blog es un recurso valioso, sin duda ayudará a que tu sitio se vuelva notorio en Google.

Ten presencia en directorios y redes sociales online

¿Quieres que tu web sea famosa en Google? Hay un montón de plataformas online donde puedes crear perfiles y añadir tu página web. Cuantos más lugares ocupe tu site, más visible serás frente a tus competidores. Ya conoces los sitios habituales:

  • Facebook
  • Instagram
  • Google My Business
  • Twitter
  • LinkedIn…

Consigue la verificación de Google

Google rastrea la web y descubre las páginas en función de su facilidad de lectura y categorización. ¿Quieres permitir que Google rastree tus páginas de forma aún más eficiente? ¡Envía tu empresa a Google Maps mediante Google My Business!

  • Crea una cuenta de Google My Business
  • Busca tu empresa en Google Maps
  • Reclama tu empresa en Google Maps

¡Así de fácil! El último paso es esperar un código de verificación por correo e introducirlo en tu perfil de Google My Business.

Utiliza títulos atractivos para tus páginas

Las palabras clave de los títulos de las páginas ayudan tanto a Google como a los buscadores a identificarlas. Pero no solo quieres que te reconozcan…

… también quieres captar su atención.

Para ello, crea títulos convincentes, es decir, intenta destacar. Un título atractivo puede contribuir en gran medida a aumentar el porcentaje de clics.

Busca la colaboración con influencers

Busca a blogueros y personas influyentes de tu sector que ya hayan captado la atención de una gran audiencia. Por ejemplo:

  • Invítalos a hacer un artículo como invitados en tu blog. Ellos promocionarán el artículo entre su audiencia, lo que ayudará a que tu sitio web sea conocido por nuevos clientes potenciales.
  • Pídeles que aparezcan en una de tus reseñas o publicaciones en las redes sociales con un enlace a tu sitio web.
  • Ofrécete a escribir un artículo como invitado en su blog, con un enlace a tu sitio web en el artículo o en la biografía del autor.

Ten siempre en cuenta que debes corresponder u ofrecer algo de igual valor a cambio.

Crea contenido de calidad

Encontrar buenas palabras clave y colocarlas correctamente en tus páginas hará que Google se fije en ti, pero si quieres que más gente se fije, tienes que clasificarte mejor.

El secreto para posicionarse mejor en Google es la calidad. No hay atajos. Google se fija en el tiempo que los visitantes se quedan en tu web y si navegan a otras páginas antes de salir. Para escribir una entrada de blog impresionante que llame la atención, asegúrate de:

  • Profundizar en los temas y responder a las preguntas más comunes asociadas a tus palabras clave
  • Incluir imágenes, vídeos y otros medios para mantener la atención y aumentar el tiempo de permanencia
  • Ofrecer una buena experiencia para el usuario
  • Controla los tiempos de carga y optimiza para móviles (responsive)
  • Obtener backlinks de otras fuentes de confianza en Google

Centrarse en la calidad, más que en escalar puestos, ayudará a tu empresa a posicionarse mejor en Google.

Optimiza las imágenes

La gente busca más imágenes en Google de lo que piensas. Si tienes fotos de alta calidad de tus productos o servicios, asegúrate de que están optimizadas haciendo lo siguiente:

  • Elige un nombre de archivo adecuado
  • Mantén un tamaño de archivo pequeño para reducir el tiempo de carga
  • Añade subtítulos
  • Utiliza textos alternativos y títulos
  • Incluye imágenes en tus mapas de sitio XML

Si tu web representa a tu empresa, ofrece el mejor servicio de atención al cliente

La mayoría de los directorios permiten a los usuarios clasificar los resultados según el número de reseñas positivas. Eso significa que la cantidad y la calidad de tus reseñas es muy importante.

Lo mismo ocurre con Google. Cuantas más reseñas tengas, y cuanto mejores sean, mayor probabilidad de que un usuario haga clic en tu enlace.

Para conseguir más reseñas en Google y otras plataformas tienes que:

  • Proporcionar servicios excepcionales a tus clientes actuales y potenciales.
  • No tengas miedo de pedir a los clientes satisfechos que te dejen una reseña de cinco estrellas.
  • Responde a sus opiniones, tanto positivas como negativas.

Las opiniones más positivas te situarán en una posición más alta en Google y en las búsquedas de directorios y visibilizará tu empresa.

Publica en las redes sociales con asiduidad

Una de las formas más sencillas y más rentables de dar notoriedad a tu web es publicar activamente en redes sociales.

No tienes que promocionar tu negocio cada vez. Sigue esta regla: alrededor del 20% de tus publicaciones deben promocionar directamente tu negocio. El resto puede ser del tipo «cómo hacer» y «guías» que tengas, o de otros contenidos interesantes.

Participa activamente en tus redes sociales para que tus publicaciones destaquen. Por ejemplo:

  • Haz preguntas para iniciar una conversación
  • Responde a las preguntas de tus seguidores
  • Cómo hacer que su sitio web sea notado en Google
  • Únete a grupos de LinkedIn y Facebook
  • Usa hashtags populares o personalizados
  • Dirígete a las personas que hayan hecho preguntas en las redes sociales sobre tu web para obtener respuestas

¡Comparte!

¡No te limites a tus followers! Consigue que los followers de tus followers también se fijen en tu web. Utiliza imágenes, pies de foto atractivos y temas relevantes para maximizar el atractivo de tus publicaciones. Si enlazas a una marca que te gusta en una de las entradas de tu blog, asegúrate de hacérselo saber a esa marca en las redes sociales o por correo electrónico.

Esto puede provocar que tus contenidos se compartan muchas veces y ayudarte a lanzar una red virtual aún más grande.

Usa los medios de comunicación locales

Muchos medios de comunicación locales pueden ofrecerte menciones en sus publicaciones de forma gratuita o por un precio razonable.

Dirígete a los periódicos, revistas, emisoras de radio y canales de noticias locales con una historia interesante sobre tu empresa o un próximo evento y dirige el tráfico a tu sitio web para obtener más información.

Aprovecha las pequeñas oportunidades

Promociona tu web donde sea. Inclúyelo en tu firma de correo electrónico, en folletos promocionales, en facturas y en recibos. Incluso puedes poner una pegatina en tu coche. Cuantas más miradas se dirijan a su URL, más gente visitará tu sitio web.

La clave de todo esto, como habrás deducido, es generar tráfico de calidad hacia tu página por todos los medios que dispongas para mejorar la navegabilidad y el comportamiento de los usuarios en tu web.